Sally Mackenzie

Nobleza al  Desnudo




00.- Laird al Desnudo


La fiesta en casa del vizconde prometía ser una de las mejores de la temporada, y Lord y Lady Kilgorn están encantados de asistir. Ojalá este matrimonio separado se hubiera dado cuenta de que ambos estaban invitados, y que se les había asignado el mismo dormitorio…







1.-  El Duque  Desnudo
Sofisticada y escandalosa. De hecho, la señorita Sarah Hamilton, una correcta joven de Filadelfia, piensa que el comportamiento de la sociedad de Londres es completamente vergonzoso ¿Cómo es posible que despierte de su inocente sueño y encuentre en la cama junto a ella a un hombre tan guapo ¡y totalmente desnudo!? Los risueños mirones de pie en la puerta no resultan de ninguna ayuda… y seguramente este loco enamoradizo no puede ser un duque, como él afirma. Está comprometida… ¡aunque ni por asomo piensa casarse con él!
  2.- El Marqués Desnudo

El Marqués es práctico Si de proposiciones matrimoniales se trata, la petición de mano de Charles Draysmith es tan romántica como los páramos en diciembre. Puede que Emma Peterson sea tan sólo la hija de un párroco y él el flamante Marqués de Knightsdale, y puede que él realmente prefiera casarse con ella solo para no tener que soportar el mercado matrimonial. Pero cuando Charles da a entender cuánto disfrutaría de procurarse un heredero, pues… lo que una dama puede soportar tiene un límite…

Pero la dama es apasionada Hay algo en el espectáculo de una mujer lanzando cerámica a la cabeza de un hombre que despierta el interés del Marqués. Tal vez a la proposición le faltó gracia, piensa Charles. Pero sí que parece una solución perfecta. Él obtiene una esposa, sus jóvenes protegidas, la madre que tanta falta les hace y Emma gana seguridad y una posición. ¿Lo ves? Simple, práctico, sensato… ¡ay no, el perro de cerámica no…!


3.- El Conde Desnudo 

La cogió por sorpresa
Cuando un hombre desnudo entra por la ventana de su alcoba, Lady Elizabeth Runyon hace lo correcto: Grita con todas sus fuerzas. Y luego… bueno, Lizzie ya está harta de hacer siempre lo correcto. Ahora quiere ser más descarada. Incluso lasciva. Nadie la obligará a que se ponga el camisón. Esta vez va a ser del todo atrevida.
Ella le devuelve el favor
Robert Hamilton, Conde de Westbrooke, no tiene ninguna intención de que una detestable mujer le engañe para casarse con él, y si para evitarlo tiene huir desnudo por el tejado, lo hará. ¡Genial! Una ventana abierta le aguarda… y también la fascinante y hermosa Lady Elizabeth, sin ropa y un poco ebria. ¡Vaya por Dios! Si les pillan juntos, tendrá que casarse con ella. La idea es deliciosa… y la tentación es irresistible.

Lo Quiero 

4.- El caballero Desnudo

Él no podía negarse.
John Parker-Roth no cree que el matrimonio sea necesario para alcanzar la felicidad. Prefiere continuar dedicando su atención a la horticultura, pero si encontrara a una mujer que compartiera su pasión por las plantas, una mujer sensata y tranquila, puede que entonces reconsiderara esa opción. Pero seguro que esa bella mujer que acaba de caer en su regazo no es ella, porque no posee ninguna de esas dos admirables cualidades. Aunque es cierto que la señorita Margaret Peterson tiene muchas cosas a su favor. Para empezar es una verdadera señorita inglesa, que se ruboriza adquiriendo un exquisito color rosado. Y además no va completamente vestida. Su boca carnosa pide a gritos que la besen. Ojala no se moviera de esa forma. Oh, Dios mío. Imposible ignorar la repentina visión de ella en su cama, aunque eso sería lo correcto.

Lo Quiero 


5.- El Barón al Desnudo

Lady Grace Belmont está en la ciudad para disfrutar de su primera y única temporada de baile antes de casarse con su agradable pero distraído vecino. Aunque ella misma ha suplicado poder ir a Londres antes de casarse, su altura y exuberante cuerpo la hacen sentirse extremadamente rara. Con tan solo mirar a la hermosa amazona que hay en la otra punta de la sala David Wilton, el barón Dawson, queda prendado de ella. Ha ido a la ciudad a encontrar esposa y Grace encaja a la perfección con lo que está buscando. Ambos congenian y mantienen una ingeniosa conversación pero pronto se dan cuenta de que la relación que ha habido entre sus familias es un gran obstáculo. La madre de David dejó plantado al padre de Grace; la tía de Grace y el tío de David no pudieron estar juntos a causa de este escándalo y parece que David y Grace siguen el mismo camino. Grace no desea enfadar a su padre dejando al hombre que ha elegido para ella plantado en el altar, a menos de que David pueda convencerla para que se deje guiar por su corazón.







Nos falta el libro seis , aun no lo tenemos pero si alguien sabe de el :D lo agradeceriamos, es el Visconde al Desnudo :B
besillos

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Señoritas Afiliadas

Amigos del Club

Blogalaxia The House Of Blogs, directorio de blogs Arrendar departamento BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog Add to Technorati Favorites anuncios Gerona Solo Blog - Top Sites border=0 Posicionamiento Web juegos gratis

  © Blogger templates Artsy by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP